Taller de Meditación Zen

Movimiento - Corazón - Despertar

El Taller de Meditación Zen (anteriormente llamado "Zen para Actores" y "Zen para Artistas") es un proceso de tres meses creado inicialmente para artistas/creadores y diseñado para personas que desean conocer el Zen y aprender a meditar de forma sencilla y natural, ofreciendo así la oportunidad de incorporar la meditación en el día a día y de mejorar y desplegar muchos aspectos de la vida desde la propia raíz.

 

 

El taller presenta un recorrido gradual de experimentación guiado por el profesor y compartido activamente por todos los participantes, con detalladas explicaciones, ejercicios de relajación, respiración, atención y concentración de diferentes tipos, así como con dinámicas individuales y de grupo, ejercicios de Chi-Kung y tareas supervisadas para realizar en casa y en la actividad diaria. En el proceso se presta además especial atención a la indagación personal y se le da gran importancia a todo lo relacionado con el cuerpo, con su relajación, su vitalidad, su autoregulación y su espontaneidad. Para esto último el taller sienta las bases que permiten descubrir y profundizar en el Movimiento Natural (Katsugen-undô).

 

De esta manera el programa del taller articula el legado original del Zen tradicional con la visión moderna occidental e integra la experiencia meditativa en el contexto del mundo actual y en la realidad personal de cada participante.

 

La Vía del Zen y su integración en el día a día no solo nos invita al despertar de la Mente sino también al despertar del Cuerpo y del Corazón. Por eso el taller lleva como sobrenombre "Movimiento-Corazón-Despertar", pues la propuesta nos anima a vernos, movernos y conmovernos. Por eso precisamente muchos artistas, a través del taller y de la práctica regular, además de enriquecer su día a día y ahondar en la profundidad de sus vidas, encuentran también una manera fértil y liberadora de mejorar su actividad creativa.

 

Esta es la explicación de por qué el taller es tan frecuentado por actores, actrices, músicos o bailarines: el Zen les permite afinar su sensibilidad, su concentración, la postura corporal, la escucha, su confianza, y les enseña cómo desbloquear el diafragma, relajar tensiones, activar su energía, profundizar su respiración o moverse más libremente desde el centro. El taller y la práctica les ayuda a sentirse más libres e inspirados, a gestionar sus miedos, a relacionarse mejor con su juez y su exigencia, a ser más empáticos y a estar más disponibles. En definitiva, el proceso del taller y la práctica posterior les ayudan a estar más presentes y a disfrutar mucho más.

 

 

Si quieres más información o saber cuándo se ofrecen los próximos talleres, visita la web de "Zen y Vida" o ponte directamente en contacto llamando al Tel. 639.21.08.08 o a través del correo electrónico zen@zenyvida.com.

 

 

Comentarios de actores y actrices sobre el "Taller de Meditación Zen".

"Hace ya tiempo que hice el taller de Zen y me sigue sirviendo cada día. Conectar con tu centro desde el silencio permite que la verdad salga, que el cuerpo se implique, se transforme, que las emociones se expresen. El taller ha sido muy importante para mí, como persona y como actriz".  (Lucía)

 

"Durante los tres meses del taller, Juancho está siempre disponible y atento a todas las dudas y te guía paso a paso para que tú mismo puedas abrir la puerta en el camino del Zen. Lo más importante es que el taller me ha dado herramientas no solo para mi trabajo actoral sino también para mi vida como ser humano". (Denis)

 

"Un abrir los ojos a nuestro verdadero ser, apartando los juicios y miedos que tanto nos limitan en nuestro día a día, en nuestras relaciones, nuestros trabajos, nuestro descanso... Desaprender para volver a empezar de nuevo, con el corazón, con lo verdaderamente humano. Gracias Maestro". (Almudena)

 

"Juancho tiene un don para explicar y acompañarte en el camino del zen. He aprendido a cerrar la puerta del juicio y del miedo y he dado paso al actor que llevo dentro aportándole amor, libertad, tranquilidad, humanidad y entusiasmo". (Diego)

 

"Me siento feliz y satisfecha de haber tomado la decisión de hacer el taller. Desde luego ha abierto una puerta en mi vida personal y espiritual. He aprendido qué es el zen, cómo meditar y he sentido los beneficios que una buena práctica puede aportar a mi vida. En el proceso no he podido estar mejor acompañada. Juancho es un maestro claro, sensible y cercano, y la entrega que pone a la enseñanza hace que el camino sea atractivo y fácil. De verdad, lo recomiendo cien por cien". (Isabel)

 

"Excelente taller para asomar la cabeza a este inmenso mar que es el Zen, al margen de creencias religiosas, con un sentido objetivo y práctico. En mi experiencia, la meditación me está ayudando a conectarme mejor conmigo mismo, con los demás y con el mundo, a mejorar mi atención en escena, mi escucha y la capacidad para vivir el momento presente". (Ian)

 

"Recomiendo vivamente el taller, como una herramienta práctica para el "volver a casa", siempre, partir de cero, sin lastre alguno, sin elucubraciones a futuro. Una práctica para toda la vida". (Quique)